Saltar al contenido
PLANTAS EN GALICIA

Passiflora, la flor de la Pasión

Passiflora Caerulea.

Passiflora, Passifloraceae

La Passiflora o flor de la Pasión es una planta trepadora que se adaptará a cualquier espacio en tu jardín. Sus flores son todo una historia, ¡descúbrela!.

Capullos florales de una Passiflora Violacea.
Capullos florales de una Passiflora Violacea.

Historia de las Passifloras

El nombre del género Passiflora es atribuído a Carlos Linneo, que describió veintidos especies del género en 1745, con sus ilustraciones de hojas, usos, supersticiones…

En 1753 incluye esta disertación en su libro Species Plantarum” y añade una especie más al género.

Hasta el s.XXI la familia de las Passifloraceae sufren numerosas revisiones.

En el año 2003  Feuillet & MacDougal cuentan 525 especies, con nuevas divisiones para el género Passiflora.

El desarrollo de las revisiones del género

Simplemente destacar como las revisiones hacen referencia a las diferentes partes morfológicas de la flor de las Passifloras, que es una de las características fundamentales de su belleza y su atractivo.

Fue James Sowerby en 1794 el primero en interesarse por la estructura floral y en realizar un análisis descriptivo de la corona de la flor. Sugirió emplear las características de las estructuras de las coronas de las flores en futuras clasificaciones.

¿Cuál es el secreto de la Flor de la Pasión?

Las Passifloras reciben el nombre de la Flor de la Pasión en recuerdo a la Pasión de Cristo en la Religión Cristiana.

¿Qué significado tiene la Flor de la Pasión?

El nombre de la Flor de la Pasión es utilizado por primera vez por los misioneros Jesuítas en Sudamérica (1610), que encontraron en las diferentes partes de la estructura de la flor y de la planta, un recuerdo de los diferentes pasos de la Pasión de Cristo en la cultura religiosa cristiana.

  • Los zarcillos son el látigo con el que azotaron su Cuerpo.
  • Los estilos son los clavos que lo sujetaron a la Cruz.
  • La corola y los estambres son la corona de espinas que pusieron en su Cabeza.
  • Las anteras son las cinco yagas que le hicieron.
  • Las semillas de su fruto son rojas, y representan las gotas de sangre coaguladas que brotaron de su Cuerpo.
Flor de una Passiflora Keizenin Eugenie.
Flor de una Passiflora Keizenin Eugenie.

Passifloras no fructíferas

Las Passifloras no fructíferas son plantas trepadoras ornamentales, de bellas y elegantes flores, pero cuyos frutos no tienen un agradable sabor.

Variedades de Passifloras

Las variedades de las Flores de la Pasión que puedes encontrar entre las Plantas en Galicia:

Passiflora Caerulea

Se caracteriza por ser la Passiflora más común, quizás debido a que tiene una tolerancia al frío muy elevada (resiste -10ºC de temperatura) y eso le permite asentarse con comodidad en regiones norteñas de Inviernos fríos.

Los colores de sus pétalos son blancos y azules, y presenta una corona de filamentos de color púrpura.

A partir de esta variedad se desarrollaron cultivares híbridos resistentes al frío.

Passiflora Constance Elliot

  • Tolerancia al frío: -10ºC.
  • Flores: preciosas flores de color blanco cremoso, donde destacan los filamentos de color marrón oscuro.

Passiflora x Belotii

  • Híbrido de una Passiflora Alata y una Passiflora Caerulea.
  • Rusticidad moderada, con una tolerancia al frío de -5ºC.
    • Passiflora x Belotii Imperatrice Eugenia

Destacan los pétalos alternos de sus flores en colores blancos y azul lavanda; y una corona púrpura.

No es apta para climas muy fríos, en donde aconsejaremos usar Invernaderos en su cultivo (la parte de Passiflora Alata la hace más vulnerable al frío), pero en nuestros jardines de clima templado podemos tenerla al exterior todo el año.

Passiflora Coccinea

Esta variedad tiene una flor muy llamativa y estilizada, con pétalos de color rojo muy brillante y adornos en la corona y los filamentos de color blanco, púrpura y amarillo.

Passiflora Quadrangularis

Esta variedad de Passiflora es extremadamente bella, pero muy sensible al frío y sin resistencia a las heladas.

Crece bien en el exterior si está orientada al sol, y entre temperaturas de 17ºC a 23ºC.

En climas fríos solamente podríamos cultivarla en Invernadero.

Las flores pueden superar los doce centímetros de diámetro, y los colores de sus pétalos son de color blanco, malva y rosado por el lado externo, y rojo por el lado interno.

Passiflora Aurantia

Originaria de Australia y Nueva Guinea.

Tiene flores de tamaño mediano, de seis centímetros de diámetro, con los pétalos de colores blanco crema y naranja.

Passiflora Keizenin Eugenie

La Passiflora Keizenin Eugenie es para clima templado, ya que no soporta temperaturas inferiores a 7ºC.

Las flores tienen tonos pasteles, alternando blancos con azules lavanda. En invernadero te aportará también una frescura y un ligero perfume en sus floraciones.

Passiflora Marijke

Estamos ante otra variedad de temperaturas mínimas por encima de 5ºC, por lo que necesitarás de un invernadero para cultivarla en los meses fríos del año, y sus floraciones de colores espectaculares te aportarán también un ligero perfume.

Passiflora Violacea

Es un híbrido entre la Passiflora Racemosa y la Passiflora Caerulea.

Las flores alternan distintas tonalidades del color malva entre sus pétalos, y filamentos de color blanco y granate.

Tiene un nivel de rusticidad medio, ya que aguanta temperaturas de hasta -1ºC, por lo que se recomienda una cierta protección en los Inviernos de climas templados.

Passiflora Vitifolia

También conocida como Granadilla de monte o Passiflora perfumada.

Las flores son muy vistosas y destacan por el color naranja brillante de sus pétalos. Pueden alcanzar los catorce centímetros de diámetro.

Passiflora Incarnata

Flores muy características en donde destacan por encima de los pétalos de color azul, unos filamentos a modo de “melena de león”, que forman una triple corona de color púrpura.

También es característica porque a la parte aérea de la planta se le atribuye una acción sedante. Así, disminuye la tensión arterial y el ritmo cardíaco, y es utilizada contra el insomnio y la ansiedad.

Botones florales de una Passiflora Keizenin Eugenie.
Botones florales de una Passiflora Keizenin Eugenie.

¿Cómo puedo usar las Passifloras en mi jardín?

Las plantas trepadoras de las Pasionarias pueden embellecer tu jardín o terraza de formas diversas, pero siempre relacionadas con el tipo de soporte que estés dispuesto a ofrecerle en los espacios vegetales de tu hogar.

Enrejados, muros o pérgolas son soportes perfectos para el desarrollo de esta planta trepadora. Podrían utilizarse también para cubrir un árbol seco, una columna avejentada, o un poste sin ningún otro uso…

En cualquiera de los casos, con una ligera orientación al sol, con un terreno fértil y bien drenado, tendrás una planta vigorosa que te aportará una floración a lo largo de la Primavera y el Verano sin muchos cuidados extras en tu jardín.

Un truco para aumentar la floración de la Flor de la Pasión

Un pequeño truco para mejorar la floración de las plantas de la Flor de la Pasión es que no te centres en atar o guiar las ramas de más.

Si te fijas, las ramas que presentan un mayor número de flores serán aquellas que quedan un poco sueltas o colgando…¡Haz la prueba!

¿Cuál es el fruto de la Flor de la Pasión?

Las plantas de la Passiflora generan frutos de color naranja de forma ovoide, muy vistosos y abundantes, pero que no tienen un sabor agradable.

¿Cómo puedo cultivar las Passifloras?

El cultivo de las plantas trepadoras de las Pasionarias es muy sencillo.

La orientación de las Passifloras

Necesitan una exposición relativa al Sol, ya que pueden florecer en semisombra o sombra parcial.

Sin embargo, las horas de exposición al sol deben respetarse porque eso nos asegura que puedan disfrutar del calor en épocas otoñales, ampliando el tiempo de floración y que la planta mantenga también la hoja.

Precaución con el viento

Otro condicionante relacionado con lo anterior es la protección del viento, sobre todo por su naturaleza tropical.

Un exceso de viento provoca sequedad en las hojas y va en contra de su naturaleza, por lo que deberemos aportarle una cierta protección, bien a través de otras plantas más altas, bien gracias a alguna construcción que le sirva de abrigo.

Vamos a utilizar abonos de base orgánica

Las plantas en Galicia suelen disfrutar de nuestro suelo enriquecido con materia orgánica, y esto a las Flores de la Pasión les encanta, así que no te olvides de hacer aportaciones de compost orgánico, humus, mantillo vegetal, etc.

Un truco para mejorar la floración: en Primavera y en Verano usa abonos con poco Nitrógeno, y busca abonos que potencien la floración.

Suelos bien regados y con buen drenaje

La clave de los suelos para nuestras plantas en Galicia, como siempre, es tener suelos profundos donde las raíces de las plantas puedan coger fuerza y asimilar bien los nutrientes.

Vamos a dejar que el agua baje al subsuelo sin formar charcos en la capa superior y logrando un buen equilibrio hídrico en beneficio de las Passifloras.

¿Cómo reproducir la Passiflora?

Esquejes de Passiflora

En Primavera puedes seleccionar ramas de la Flor de la Pasión para preparar cultivares y reproducirla.

Prepara los esquejes a partir de tallos de Pasionarias que posean varias hojas. Y en su plantación en maceta, usa una mezcla de substrato y arena para aportarle un buen drenaje.

La temperatura óptima está en torno a 20ºC para facilitar que el esqueje se desarrolle en buen estado. Sería bueno que pudieras hacerlo dentro de un Invernadero, para aportarle temperatura y humedad ambiente.

No dudes en utilizar hormonas enraizantes para mejorar su alta capacidad de enraizamiento.

Semillas de Passiflora

Puedes comprar las semillas de las Pasionarias, o recogerlas de los propios frutos de la Flor de la Pasión, secarlas  y prepararlas para su cultivo.

La técnica es igual que la realizada para reproducir la Passiflora por esquejes.

Beneficios en la Naturaleza

Las plantas trepadoras de las Pasionarias son atrayentes naturales para las mariposas y los colibríes.

¿Cómo se podan las Passifloras?

El mejor momento para podar la planta de la Passiflora

La época de poda de las plantas trepadoras de la Flor de la Pasión es a finales de Invierno, cuando se retiren las heladas y comiencen a subir un poco las temperaturas, sobre todo las nocturnas.

Conviene hacer en esta época una buena poda, para dejar garantizado el crecimiento de las nuevas ramas para su floración anual.

La poda y la floración de las Pasionarias

La flor de las plantas trepadoras de las Pasionarias nace del brote nuevo del año, por lo que la técnica de la poda debe organizarse respetando esta característica

La poda necesaria para limpiar la planta

Es necesario realizar una poda orientada a la limpieza de  la planta y a mantenerla en el espacio que le tenemos destinado en nuestro jardín o nuestra terraza, ya que es de crecimiento vigoroso y tenemos que controlarlo.

En este sentido, una poda de clareo para “adelgazarla” o hacerle reducir su densidad, puede realizarse a lo largo del año, pese a que en algún momento podemos entorpecer su floración.

Aquí nos centraremos en eliminar los brotes más largos y los que ya florecieron.

Passifloras fructíferas

La Passiflora Edulis o Maracuyá

La Passiflora Edulis o Maracuyá es la única Flor de la Pasión que genera frutos comestibles después de su floración.

Pequeño fruto de Maracuyá en formación (Passiflora Edulis).
Pequeño fruto de Maracuyá en formación (Passiflora Edulis).

Características de la Passiflora Edulis o Maracuyá

La Passiflora Edulis es una variedad de Flor de la Pasión muy vigorosa, de origen Sudamericana y de Centroamérica.

Como el resto del género Passiflora, su origen está muy repartido, y se considera nativa de la Amazonia de Perú, Sur de Brasil, Colombia, Paraguay y Norte de Argentina.

No tiene un elevado nivel de rusticidad, por lo que en zonas de Inviernos fríos, se aconseja cultivarla en espacios protegidos de las bajas temperaturas, como porches o galerías, en donde pueda mantenerse una temperatura templada y no tenga riesgos de heladas.

El Maracuyá es un fruto tropical

El fruto de la Passiflora Edulis es conocido como Maracuyá o fruto de la Flor de la Pasión.

Otros nombres en función de su país de origen: Parcha (Puerto Rico), Parchita (Venezuela), Chinola (República Dominicana), Gulupa (Colombia).

¿Cómo es el fruto Maracuyá?

La fruta de la Maracuyá es una baya caracterizada por tener una cáscara exterior débil y cerosa, que no se puede comer; y un interior fibroso y con mucho jugo, con cierto toque ácido y muy aromático.

Usos de la fruta del Maracuyá

La fruta de la Maracuyá puede consumirse

  • Cruda, por ejemplo, en ensaladas, aprovechando su sabor ácido y su aroma a cítrico.
  • En zumos o cócteles: el zumo original de la Maracuyá es muy denso porque no se licúa, sino que se exprime con la pulpa. Así que siempre se ofrecerá mezclado con otros ingredientes o simplemente rebajado en agua.
  • Otros: mermeladas, confituras o compotas, etc.

Propiedades de la fruta del Maracuyá

La fruta de la Maracuyá tiene una pulpa y un zumo que aporta minerales como el calcio, potasio, hierro, magnesio y fósforo; y oligoelementos como el zinc, el cobre o el selenio.

La fruta de la Pasión presenta vitaminas del tipo A, las B2 y B3, y del tipo C.

Además, se caracteriza por ser antioxidante, vasodilatador y antiinflamatorio.

Una característica muy conocida de la fruta de la Maracuyá son las propiedades afrodisíacas que se le atribuyen.

¿El fruto de la Maracuyá es venenoso?

Lo cierto es que el fruto de la Maracuyá sí es venenoso.

La Maracuyá tiene unas toxinas conocidas como glucósidos cianogénicos.

“Los glucósidos cianogénicos son toxinas vegetales derivadas de aminoácidos producidas como metabolitos secundarios de las plantas con función de defensa. La mayoría de las plantas que los contienen son consumidas por humanos y al ser ingeridas se hidrolizan liberando dichos glucósidos cianogénicos, liberan de cianuro de hidrógeno (Hegnauer 19771​), también llamado ácido cianhídrico (HCN), el cual produce daño tisular y es uno de los venenos más potentes y de acción más rápida conocidos. Este proceso se denomina cianogénesis.

Fuente: Wikipedia.

¿Cómo evitar el veneno de los Maracuyás?

Es muy importante no comer la fruta de los Maracuyás directamente de la planta Passiflora Edulis, porque su toxicidad es alta.

Hay que esperar a que el fruto madure para poder consumirlo.

¿Cómo sabemos si el fruto de la Maracuyá está maduro para su consumo?

La madurez de la fruta de la Maracuyá se observa en su desprendimiento de la planta de la Passiflora Edulis.

La recolección para su consumo se realiza una vez que el fruto se desprende de la planta, y se recoge del suelo.

Variedades de Maracuyás

Las variedades de Maracuyás que se cultivan para su explotación comercial se pueden reducir a las dos principales:

La Passiflora Edulis Flavicarpa

La Passiflora Edulis (familia Flavicarpa) se caracteriza por ser de color amarillo.

Es una variedad muy apegada a su naturaleza Tropical, y requiere del calor y de la humedad características de su clima; además de protección contra el viento y el frío.

Con todo, es una variedad muy rústica y muy vigorosa, por lo que es bastante frecuente que se utilicen sus pies como patrones para injertar la variedad de la Passiflora Edulis Edulis.

El cultivo de la Passiflora Edulis Flavicarpa se encuentra principalmente en Sudamérica, Hawai y Australia.

La Passiflora Edulis Edulis

La Passiflora Edulis (familia Edulis) se caracteriza por ser de color violáceo o púrpura.

Se adapta bastante bien a zonas templadas y de mayor altitud, aunque sigue necesitando un alto nivel de humedad.

Los cultivos predominan en África y en la India.

Maracuyás en Galicia

La Passifloras Edulis, la Flor de la Pasión, las Passifloras en general, y por supuesto, la fruta de la Maracuyá están presentes en nuestra comunidad y forman parte de la colección de Plantas en Galicia.

El cultivo de Maracuyá en Galicia

La Passiflora Edulis y la fruta del Maracuyá encuentran en Galicia unos condicionantes que aseguran su producción sin problemas, ya que tanto nuestra tierra, como nuestra forma de concebir la huerta familiar y la agricultura en general redundan en beneficios para el asentamiento y la productividad de las Passifloras.

El cultivo de Maracuyá en Galicia tiene a favor la humedad, el nutriente y el sol necesario para su floración y su fructificación; aunque, dependiendo de la provincia, podríamos recomendar más una variedad u otra.

Así, por ejemplo, mientras que en el Sur de Galicia podremos cultivar todas las variedades de Passiflora Edulis para la producción (Passiflora Edulis Flavicarpa y Passiflora Edulis Edulis), y vigilaremos la hidratación del terreno, especialmente en los meses del Verano, cuando las lluvias se reducen. En el Norte recomendaremos más la variedad de Passiflora Edulis Edulis, la de color púrpura, por acondicionarse mejor al clima templado.

Así, en general, recomendamos:

  • Situar a las Passifloras Edulis expuestas al Sol para lograr una mejor maduración de la fruta del Maracuyá. Piensa que necesita, al menos, medio día de luz solar, al rededor de cinco horas son suficientes.
  • Suelos y terrenos bien drenados y ricos en materia orgánica. Pueden emplearse contenedores, pero deben ser muy profundos para garantizar la retención de la humedad y la asimilación de nutrientes.
  • Humedad elevada, pero sin encharcamientos.

Las mejores imágenes de Passifloras

Y si lo que os apetece es simplemente ver fotos bonitas de Passifloras, podéis visitar el álbum de las Flores de la Pasión en las mejores imágenes de plantas de Galicia.

En la sección de Las mejores imágenes de Plantas en Galicia iremos publicando una selección de fotografías de nuestras queridas plantas, ¡esperamos que os gusten!.