Saltar al contenido
PLANTAS EN GALICIA

Bokashi japonés

Imagen de Ben_Kerckx en Pixabay.

El método Bokashi japonés permite elaborar un compostaje natural doméstico y aprovecharlo en el mantenimiento de tus plantas y cultivos.

¿Qué es el Bokashi?

Es un abono orgánico en forma sólida que resulta de un proceso de fermentación natural.

Por un lado tenemos una fermentación facilitada por un proceso anaeróbico, en el que los microorganismos descomponen el material biodegradable en un medio al vacío o sin oxígeno.

Por otro lado, la fermentación provoca un proceso de pasteurización del propio abono resultante, ya que aumenta de forma moderada la temperatura y sirve para eliminar los patógenos.

Traducido del japonés, Bokashi significa: “materia orgánica fermentada”.

¿Cuál es la ventaja del Bokashi?

Existen varias ventajas de este método japonés, pero podemos destacar la rapidez de su elaboración, la obtención de un subproducto líquido de alta calidad, y la función que desarrolla en la planta.

  • La rapidez del proceso de fermentación porque permite obtener un compostaje natural en menos de un mes.

El resultado de este método de compostaje japonés es, realmente, un compost inicial, pues se acelera el proceso de fermentación sobre la materia orgánica. Esto explica su rapidez.

Otra característica que te llamará la atención es ver, por ejemplo, los colores de las mondas de los cítricos con colores más vivos que nunca.

Esta será una señal de que el compostaje se realizó de forma correcta, pues una vez extraído el Bokashi para su uso, verás como los colores se oxidan rápidamente en contacto con el aire.

  • Fertilizante lixiviado: el líquido resultante del proceso de fermentación es un abono líquido orgánico concentrado de primera calidad.

Puedes utilizarlo en el abonado de tus plantas y de tu huerta desde el primer momento, pero siempre diluido en agua o a través del riego. Prueba en una dosificación de 10cl por litro de agua.

Normalmente, en un compostador tradicional, nos es más complicado obtener el residuo líquido; sin embargo, los cubos para realizar el Bokashi llevan un grifo para extraer el líquido de la fermentación como una parte vital del proceso.

  • El abono orgánico resultante tiene la función de activar las rizobacterias encargadas del crecimiento de las plantas.

Las rizobacterias son bacterias asociadas a las raíces y forman relaciones simbióticas con muchas plantas.

  • También puede aportar micronutrientes de forma soluble e influir en el grado de acidez del sustrato.

Un set de lujo para hacer compostaje.

“- 2 cubos Bokashi de acero inoxidable de 30 litros.
– Salvado activo Bokashi de 2 kg (aproximadamente 2 meses de suministro)
– Plataforma de drenaje de acero inoxidable para drenaje de líquidos
– Cinta PTFE
– Válvula de bola MF de acero inoxidable de 1/2″ (requiere montaje.
– Boquilla de manguera BSPP de acero inoxidable de 1/2 pulgadas.
– Cuchara Bokashi
– Instrucciones completas, consejos, consejos y consejos.”

¿Qué elementos se empleaban tradicionalmente en su elaboración?

Los primeros elementos a utilizar para conseguir el proceso de fermentación fueron: cáscara de arroz, melaza, carbón vegetal, levadura, manto forestal, agua, cal, cenizas…También fueron utilizados estiércol, excremento de gallina y tierra tamizada.

¿Qué aporta cada elemento al Bokashi?

Comentamos los elementos que se empleaban en el mundo agrario japonés para realizar el compostaje tradicional, y que pueden repetirse sin ningún problema en cualquier ambiente agrario a nivel mundial, pero no así en nuestras casas.

Por ejemplo, en nuestro Bokashi doméstico no utilizaremos ningún tipo de excremento de origen animal. 

Cada elemento era utilizado en la mezcla con un propósito determinado. Así, por ejemplo:

  • El estiércol de granja aporta el nitrógeno y una serie de micronutrientes.
  • La cascarilla de arroz, cascarilla de café, restos de la caña de azúcar secos, restos de pajas muy secas y trituradas… aportan el material necesario para facilitar la aireación o la retención de humedad en la mezcla; además, se puede obtener Silicio, micronutriente relacionado con la resistencia de las plantas a las enfermedades.
  • El carbón vegetal influye en la estructura del suelo, favoreciendo la distribución de las raíces por el sustrato. Sin embargo, igual que la tierra se tamiza, el carbón debe presentarse en trozos pequeños (uno o dos centímetros).
  • La melaza es la fuente de energía de los microorganismos durante el proceso de fermentación. Gracias a ella se genera la liberación de calor que provoca el proceso de pasteurización.

Además, es una fuente de nutrientes.

  • La levadura y el manto forestal son la base en la que se encuentran las microbacterias beneficiosas de la mezcla.

Plantas en Galicia te aconseja ir siempre un poco más allá en la cultura ecológica urbana, y como medida de protección del medioambiente, siempre tendrás que separar una parte del Bokashi para incorporar en la nueva elaboración, y de esta forma no utilizar siempre una parte de manto forestal.

  • La tierra tamizada es un complemento del lecho forestal, pues aumenta la cantidad de material sobre el que puede desarrollarse la actividad microbiológica.

La tierra debe aportarse tamizada, eliminando piedras, y presentando una estructura homogénea.

La que mayor aportación hace a este compostaje es la tierra extraída de suelos arcillosos, ya que en su unión con materia orgánica puede dar lugar a complejos silicatados beneficiosos, y a complejos húmicos (conjunto resultante de la suma de la arcilla más el humus).

  • La cal y las cenizas de la madera influyen en el grado de acidez del suelo.
  • El Agua aporta humedad a la mezcla. Pero no se puede abusar de ella, así que si coges una parte de la mezcla y la aprietas con la mano, no puede soltar líquido.

Un cubo Bokashi de la marca Hozelock, con 10L. de capacidad.

Realizado con material plástico de alta calidad y resistencia.

¿Cuál es la diferencia entre Bokashi y compost?

Tanto el Bokashi como nuestro compost son abonos orgánicos naturales, pero se consiguen en plazos temporales diferentes.

La degradación del material biodegradable se realiza con meses de diferencia; mientras que en el método japonés se logra en menos de un mes, el compost necesita de unos tres meses para estar formado.

En todo caso, el sobrante del Bokashi siempre puede incorporarse al compostaje tradicional y terminar allí su proceso de degradación de forma natural.

¿Cómo se emplea el Bokashi?

Durante el proceso de fermentación se debe extraer el líquido resultante. Como decíamos, es un fertilizante lixiviado concentrado, y puede ser utilizado diluido en agua (10cl por litro de agua). 

Pero el Bokashi es el producto final del proceso de fermentación, por lo que se usa incorporándolo al sustrato de forma homogénea.

Dosis para su utilización según la FAO

  • Terrenos con tradición de fertilización orgánica: 2Kg. por metro cuadrado de terreno.

Es necesario incorporar este compost quince días antes de la siembra. En cultivos de tipo anual, se debe hacer una segunda incorporación de 1Kg. por metro cuadrado entre quince y veinticinco días después de surgir el cultivo.

  • Terrenos sin fertilización orgánica: 5Kg. por metro cuadrado.
  • Frutales o cultivos de ciclo largo: 1/2 Kg en la plantación, y tres aplicaciones anuales de 1/2 Kg. durante el periodo de crecimiento.
  • Frutales adultos: 1Kg. tres veces al año.
  • Huerta: 2Kg. por metro cuadrado en una sola incorporación, quince días antes de la siembra o de la plantación.

¿Qué funciones tiene?

La principal función del compostaje japonés es similar al de otros abonos orgánicos en forma sólida. Es un regenerador del sustrato, gracias a la activación de microorganismos existentes y a la materia orgánica en descomposición que se incorpora al suelo.

Al mismo tiempo, esta materia orgánica sirve de fertilizante para las plantas, árboles o cultivos existentes.

Un cubo Bokashi para iniciarte en el compostaje de tus residuos orgánicos domésticos, ¡anímate!

¿Cómo hacer Bokashi en casa?

En la actualidad existen propuestas para realizar Bokashi doméstico sin mayor dificultad, siendo un buen regalo y un buen complemento para todas las personas aficionadas a los huertos urbanos en sus terrazas o patios.

Con poco trabajo, se puede conseguir un abono orgánico de primera calidad para aportar a nuestros cultivos en el huerto doméstico, o para alimentar a nuestras plantas.

Método Bokashi

  • Tirar los residuos orgánicos al cubo Bokashi y cerrar la tapa.
  • Por la noche se añaden 20ml de salvado Bokashi. El proceso de fermentación se inicia, evitando que los restos orgánicos se pudran y den lugar a malos olores.
  • Abrir el grifo, al menos, una vez cada tres días. Tenemos que retirar el líquido que se genera en el proceso de fermentación.

El líquido es un elemento que nos va a permitir verificar si el proceso de fermentación se realiza de la forma correcta. Así, su color no puede ser oscuro ni oler a podrido; si esto ocurre, tendrás que descartar la mezcla y comenzar de nuevo.

  • Cuando el cubo esté lleno, dejamos completar el proceso de fermentación durante quince o veinte días. El Bokashi resultante ya puede ser incorporado a tu sustrato de plantación.

El Cubo Bokashi

El cubo en el que se realiza el proceso de fermentación es el principal artículo del kit de Bokashi doméstico.

El cubo Bohashi tiene unas características especiales para realizar su función, como por ejemplo: cierre hermético, bandeja de filtrado y grifo para extraer el líquido resultante del proceso.

Salvado Bokashi

Es la mezcla que favorece y acelera el proceso de fermentación característico del Bokashi.

Salvado Bokashi. Necesitarás tener esta mezcla para continuar realizando tu compost de la forma correcta, ya que es el encargado de iniciar el proceso de fermentación, ¡no lo olvides!

¿Qué se puede hacer con el Bokashi sobrante?

Uno de los problemas del compostaje en general es la cantidad de residuos que podemos generar. Gracias al compostaje, reutilizamos de una forma ecológica y natural una parte de estos residuos, pero es bastante frecuente que haya un excedente.

El Bokashi que nos sobra después de cubrir nuestras necesidades domésticas puede ser empleado de varias formas, por ejemplo, si hacemos compostaje tradicional en el jardín y tenemos un compostador más grande, podemos echar allí el Bokashi para mejorar la mezcla final en un humus de calidad superior.

Si tienes que deshacerte de él, considera que gracias al proceso de fermentación, no generaste residuos tóxicos, y puedes depositarlo tranquilamente en el contenedor de basura orgánica.

Desde Plantas en Galicia te recordamos que puedes ofrecer tanto el líquido sobrante como el Bokashi a las comunidades de tu ciudad que tengan huertos urbanos. También puedes retornarlo a la naturaleza en zonas forestales, montes, en el campo…

Procura siempre buscar zonas que no tengan ninguna plantación e incorpóralo al suelo con ayuda de una pequeña pala. Así, la aportación de tu Bokashi será cien por cien útil para el medioambiente.

¿Cómo debe almacenarse el Bokashi?

El Bokashi puede mantenerse activo durante meses, con sus propiedades nutritivas en buen estado, por lo que recomendamos incorporarlo en un compostador tradicional del jardín para su posterior uso.

Pero de no ser posible, podrías almacenarlo al exterior y acondicionar una pequeña zona de compostaje “al aire”, en donde el Bokashi quede protegido por una lona, pero, al mismo tiempo, ventilado.

El fertilizante lixiviado concentrado puedes tenerlo unos meses en recipientes cerrados sin aire, y deberás deshacerte de él si notas cambios de olor.

¿Qué residuos orgánicos se pueden utilizar?

El Bokashi acepta todo tipo de residuo orgánico, pero siempre es conveniente utilizarlos en tamaños pequeños.

Así, podremos echar en el cubo Bokashi: restos vegetales y animales, huesos pequeños, lácteos, cáscaras de huevo, café molido, bolsas de té….

Pero no podemos echar grandes huesos, bolsas de plástico o papeles, líquidos y excrementos de animales, sobre todo domésticos.

¿Por qué sale moho en el Bokashi?

El moho que cubre el Bokashi puede ser de dos tipos:

  • El moho blanco es beneficioso. Aparece si el cubo se rellena despacio y entra una cantidad de aire mayor de la debida.
  • El moho negro indica podredumbre y es malo. La fermentación no se ha realizado de la forma correcta, por ejemplo: porque no se ha cerrado el cubo, se esparció poco salvado, o no se drenó bien el contenido.

Los mejores productos para hacer Bokashi

Tres propuestas finales para iniciarte en el reciclaje de los deshechos orgánicos domésticos y adentrarte en la ecología urbana.